10 cosas que un equipo de IT puede hacer para prevenir impactos por desastres naturales

Las lecciones aprendidas a partir de la recuperación de datos y restauración de los sistemas después de eventos climáticos severos, nos ayudan a estar preparados para contar con estrategias de recuperación de desastres.

Desastres-naturales-recientes-2

Parece que semana a semana nos encontramos con noticias de tormentas catastróficas en algún lugar del mundo: tornados, inundaciones y terremotos o situaciones del mal tiempo, que ya se han convertido en una norma y nuestra región no está exenta de ello. El daño y la devastación de estos fenómenos meteorológicos traen consecuencias relevantes, sin embargo, la ventaja es que podemos aprender de los acontecimientos anteriores para prepararnos para lo que el futuro pueda traer. Desde el punto de vista de IT, las lecciones aprendidas a partir de la recuperación de datos y restauración de los sistemas después de eventos climáticos severos, nos ayudan a estar preparados para contar con estrategias de recuperación de desastres que no afecten la continuidad de los negocios y de esta forma, preparar a las empresas para cualquier percance en el futuro.

Para dar más contexto de esto, cuando el huracán Sandy golpeó la ciudad de Nueva York en 2013, una buena parte la ciudad resultó afectada. Al inundarse edificios y túneles del metro, se produjeron cortes de energía generalizados. En muchos lugares, los generadores de emergencia se encuentran en el sótano y por las inundaciones, fueron imposibles de utilizar. Inclusive, las personas que quedaron aisladas de la urbe, no pudieron presentarse a trabajar ni realizar sus labores desde casa por la falta de electricidad en gran parte de la ciudad.

En términos de sistemas de IT, la tormenta tuvo un impacto devastador. Los servicios de correo electrónico se afectaron, al igual que muchas torres de celulares. Las compañías fueron incapaces de comunicarse con sus empleados y los sistemas informáticos impactaron a las empresas de toda la ciudad de Nueva York. Para algunas compañías, esto significó pérdidas de miles de dólares, y así observaron la gran necesidad de contar con mejores prácticas, en términos de copias de seguridad de datos y servicios de recuperación en línea.

Afortunadamente, la ciudad se recuperó del fenómeno meteorológico y aunado a este proceso, muchas empresas se percataron de varias acciones positivas a considerar. En este documento, se encuentran 10 consejos para las empresas, con el fin de que éstas se encuentren seguras en caso de cualquier desastre sorpresivo:

  1. Identificar los sistemas y procedimientos indispensables de cada negocio, que deben estar en funcionamiento en caso de un desastre.
  2. Desarrollar un plan de recuperación de datos y probarlo por lo menos dos veces al año para identificar los requerimientos necesarios.
  3. Crear un plan de acción para revivir los sistemas indispensables desde la copia de seguridad en caso de un desastre.
  4. Poner en marcha acuerdos de acción con los encargados de sistemas de manera continua para garantizar la recuperación de datos. Un ejemplo podría ser, convenciones de trabajo para reforzar y destacar las acciones de cada miembro.
  5. Emplear las mejores prácticas en términos de estrategia de IT. Independientemente de la tecnología con la que la empresa cuente, debe seguir las mejores prácticas para que cuando ocurra un desastre, los sistemas estén optimizados y sean capaces de volver a funcionar lo antes posible.
  6. Crear manuales de ejecución para todos los entornos críticos, que éstos marquen un paso a paso de las instrucciones para restaurar los sistemas. El fin de esto es que, en caso de que los administradores de IT no puedan llegar al sitio de recuperación del sistema, las instrucciones claras y detalladas permitan a alguien menos familiarizado con los sistemas llevar a cabo la restauración.
  7. Considerar los sistemas automatizados virtuales que eliminan aplicaciones indispensables para prevenir complicados procesos de recuperación.
  8. Emplear una estrategia remota para que el personal clave tenga la capacidad de trabajar y colaborar desde casa o en otros lugares fuera del sitio.
  9. Identificar a terceros que puedan apoyar a la empresa a recuperar los sistemas, en caso de que el equipo de trabajo no se encuentre disponible.
  10. Consultar con proveedores y colegas para conocer cuáles son los procesos para una recuperación que se están utilizando en su industria, y de esta manera, crear mejores prácticas para una restauración rápida. Muchas veces, las conversaciones informales con otros equipos de IT pueden ser proactivas para contar con recursos que conviertan la tarea de recuperación en un proceso más sencillo.

Como el huracán Sandy, otros fenómenos meteorológicos pueden ocurrir en cualquier momento y causar impactos en los sistemas de IT. No hay mejor tiempo que el presente para poner en práctica sistemas y procedimientos que ayuden a la mejor recuperación de datos en caso de situaciones imprevistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s