2 consejos para combatir el Burnout antes que sea demasiado tarde – #RecruiterLife

El síndrome de burnout no sólo puede dañar tu carrera, sino que puede acarrear problemas médicos graves si no se controla. Sin embargo, un sinnúmero de personas no se dan cuenta o ignoran los signos de “burnout” hasta que ya es demasiado tarde.

burnout

“La gente en general tiene esta clase de mentalidad tipo “ironman”, en la que trabajan muy duro, se niegan a decir que no, y dejan que el estrés se acumule,” dice Todd Cipperman, director y fundador de Cipperman Compliance Services, que ofrece servicios de compliance tercerizados a la industria de servicios financieros. “En lugar de tratar con ello, toman acciones dramáticas como dejar su trabajo.”

  1. Conozca las señales
    Según los expertos de carreras, con el fin de prevenir la aparición del “burnout”, tienes que ser capaz de reconocer los síntomas. Mientras que las personas lidian con el estrés de manera muy diferente, hay algunos elementos comunes que deberían indicar que es hora de hacer un cambio.
    Por ejemplo, Kathy Harris, directora de la firma de recruitment Harris Allied, dice que algunos de los síntomas comunes de burnout incluyen la incapacidad para concentrarse o prestar atención en el trabajo, perder interés en su trabajo o no sentirse comprometido, y el deterioro de su desempeño laboral. Según Amanda Augustine, experta en búsqueda laboral para el sitio web de empleo TheLadders, otros síntomas son: cansancio emocional, mental o físico todo el tiempo, y de manera compulsiva comprobar su teléfono o correo electrónico, o pensar en el trabajo todo el tiempo. Otros indicadores también incluyen sensaciones de amargura o enojo acerca de su trabajo, tener cero balance entre vida personal y trabajo, y ver su salud y su vida personal comienzando a deteriorarse. “Vemos una gran cantidad de desgaste profesional en los mandos medios”, dice Harris. “Los mandos medios reciben órdenes de muchas direcciones diferentes. Es algo parecido a trabajar en arenas movedizas “.
  2. Hacerse chequeos periódicos
    Identificar los síntomas de burnout es sólo la mitad de la batalla. La corrección de esa situación gana la guerra. Según Cipperman, los empleados a menudo sufren en silencio porque asumen que sus jefes saben lo duro que están trabajando y las largas horas que pasan en la oficina, pero en muchos casos los jefes no saben lo que está pasando. Debido a eso, dice Cipperman, los empleados tienen que hablar y dejar que sus directivos sepan cómo se sienten. Señaló a un alto ejecutivo que en lugar de sufrir en silencio se acercó y le hizo saber que se sentía abrumado, no podía dormir, estaba irritable y como resultado estaba destruyendo su calidad de vida. “Hay que ponerlo en contexto”, dice Cipperman. “Al final del día, no estás salvando vidas, tu trabajo no está en peligro y no trabajas solo.”Además de hablar, dice Augustine, los empleados tienen que buscar la manera de recuperar el equilibrio entre trabajo y vida personal. Después de todo, no quieres que tu burnout arruine tu matrimonio o tus relaciones fuera de la oficina. Hay maneras de hacer eso, dice Augustine, incluyendo hacer un tiempo para algo de actividad física, saber cuándo tomar un descanso, y cuando terminar de trabajar. “Identifica qué actividades fuera del trabajo son más importantes para ti y determina cuándo deberás estar ‘no disponible’, así sea ir al gimnasio durante el almuerzo o llegar a casa a tiempo para cenar con tu familia”, dice. “Determinar el marco de tiempo que necesita estar ‘no disponible’ para dar cabida a esta prioridad y comunicar estas expectativas a tu equipo.”
    A veces todo lo que se necesita para salir del ‘modo burnout’ es tomar unas vacaciones. Esto puede ser particularmente cierto para aquellos empleados que nunca se van por miedo a que todo explotará cuando no estén allí. Cipperman dice que tomar pequeñas vacaciones frecuentes en lugar de unas largas puede hacer la diferencia para mantener el estrés bajo control y prevenir el burnout. “Está bien,” dice, “que la gente tome también un día ‘de salud mental’ aquí o allá, siempre y cuando no afecta su productividad. Incluso salir de la oficina para almorzar o tomar un paseo puede ayudar en la reducción del estrés laboral.
    Mientras que renunciar a tu trabajo puede ser una forma extrema de manejar el burnout, en algunos casos se convierte en una necesidad, especialmente si tu salud te está fallando como resultado del estrés. “Una gran cantidad de personas renuncian cuando se pone tan mal que está afectando su vida personal”, dice Harris. “Tienes que saber lo que funciona para ti y lo que no, y lo que tienes que hacer a los fines de solucionar los problemas.”

Fuente: Glassdoor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s