Cómo alojar páginas web en miles de ordenadores particulares

BitTorrent prueba un navegador experimental que podría evitar las caídas de la web ante la llegada masiva de visitas.

Maelstrom

Un nuevo navegador web experimental permite que los sitios se alojen no en los servidores de una empresa, sino en los ordenadores personales de un grupo cambiante de individuos. Esto pone patas arriba el método habitual de servir sitios web y podría proporcionar una forma más eficaz y fiable de diseminar archivos muy pesados o distribuir información vital en el caso de un desastre natural.

El nuevo método está siendo probado por BitTorrent, la empresa creadora del protocolo para compartir archivos del mismo nombre. La compañía ha desarrollado una versión modificada de Chromium, la versión en código abierto del navegador Chrome de Google. Esta iniciativa se conoce como Project Maelstrom.

El navegador Maelstrom puede acceder a sitios web convencionales. Pero también se puede usar para publicar y navegar por sitios que no residen en ningún servidor en concreto, lo que se conoce como páginas web torrent. Para acceder a un sitio publicado de esta manera, el navegador coge los datos de los navegadores de personas que ya lo están viendo o que han visitado el sitio hace poco.

Este método entre pares o P2P permite gestionar muy eficientemente grandes números de visitas a una misma web y proporciona una resistencia contra los ataques de denegación de servicio que cierran los sitios bombardeándolos con tráfico, según explica un director de producto de BitTorrent, Rob Velasquez. Después de que se publique un nuevo sitio torrent, el navegador de la primera persona que lo visita debe sacarlo del ordenador de la persona que lo ha creado. Pero la tercera persona ya tiene dos fuentes de las que sacar los datos, y según van visitando más personas el sitio, el número de fuentes crece en consonancia.

“Cuando un sitio web no está preparado para recibir grandes cantidades de visitas, sus servidores se cierran”, explica Velasquez. “Eso no sucede con BitTorrent. Cuantos más visitantes tenga una página, más usuarios hay de los que descargarse el archivo”.

Según Velasquez ya hay un par de miles de desarrolladores web probando el navegador Maelstrom. Uno de ellos ha desarrollado un plug-in para el software de creación de blogs WordPress, que está detrás de más de una quinta parte de la web, haciendo que sea fácil publicar un post en forma de página web torrent. Por el momento, las páginas publicadas de esta manera tienen que ser relativamente sencillas, pero pueden contener archivos de vídeo o podcasts.

Velasquez explica que habrá una versión disponible para el público en general este mismo año.

BitTorrent cree que la tecnología Maelstrom podría resultar atractiva para los artistas y editores de la industria del entretenimiento, como una forma de distribuir eficazmente su contenido. Conseguir que los fans hagan el trabajo de distribuir las grandes cantidades de datos que contienen los archivos de música o vídeo les serviría para ahorrar costes en servidores centralizados convencionales y el resto de la infraestructura necesaria para crear un servicio de distribución de archivos fiable, afirma Velasquez.

Sitios de vídeo como Netflix, que representa más de la tercera parte de todas las descargas en EEUU a las horas punta, también se podrían beneficiar de la tecnología, según Velasquez. Por ejemplo, un sitio de vídeo podría detectar si alguien está usando un navegador Malestrom y usar ese método para reducir los costes.

Quizá cueste persuadir a mucha gente de que se descarguen un nuevo navegador u otro programa de software para conseguir acceder a la tecnología Maelstrom, o que los navegadores existentes la adopten. Pero aunque su tecnología está asociada con compartir archivos de forma ilegal, BitTorrent ya consiguió atraer a grandes editores a un experimento anterior para repensar cómo se distribuye el contenido en línea: un formato llamado “BitTorrent Bundles”. Ahora Thom Yorke, Madonna y otros artistas lo usan para distribuir música y vídeos directamente a los fans, saltándose a iTunes y a otras tiendas (ver BitTorrent ofrece una nueva forma de pagar por la música)

El profesor de informática de la Universidad de California en Irvine (EEUU), Sharad Mehrotra, está de acuerdo en que Maelstrom podría ser una forma más eficaz de mover los archivos de vídeo. Hay un mercado maduro de servicios llamados redes de entrega de contenidos (CDN por sus siglas en inglés), que distribuyen contenido en muchos sitios distintos para que todo el mundo tenga un acceso relativamente rápido, explica, pero no son gratuitos.

El navegador Maelstrom también podría ser una forma de conseguir que información vital no deje de fluir en caso de emergencia, afirma Mehrota. Hace varios años este profesor formó parte de un equipo de la Universidad de California que desarrolló un software P2P experimental llamado Flashback, que funcionaba de forma muy parecida a Maelstrom. El trabajo se financió gracias a una beca de la ciudad de Los Ángeles (EEUU) para explorar formas de mantener informados a los ciudadanos después de un terremoto u otros desastres naturales.

En una situación de este tipo, los sitios web oficiales, que están diseñados para recibir pocas visitas al mismo tiempo, tendrían que enfrentarse a grandes cantidades de visitas repentinamente. “Con este enfoque P2P”, explica Mehrota, “consigues poder escalar las operaciones precisamente gracias a que hay un mayor tráfico”.

Fuente: MIT Technology Review

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s