Una heladera que enfría en ausencia de electricidad está mejorando la vida en la India

Los pequeños productores de leche están aumentando su producción al reducir su dependencia de una red eléctrica poco fiable.

Esta semana llegará una gran heladera de leche a Dhaka, la capital de Bangladesh. Puesto que Bangladesh produce casi cuatro millones de toneladas de leche al año, apenas parece un hecho destacable; pero es un tipo de heladera especial.

Rapid Milk ChillerFabricada por Promethean Power Systems, una empresa con sede en Massachusetts (EEUU), el sistema mantiene la leche fría con una batería termal que almacena la energía y la libera, como potencia enfriadora, a lo largo del día. Como India, Bangladesh dispone de una red eléctrica anticuada que suministra la energía de forma esporádica, a menudo durante tan solo unas horas al día. Los productores de leche rurales del subcontinente llevan su leche a centros de acopio en las aldeas que normalmente dependen de generadores de diésel, un método sucio y costoso de suministrar energía.

Dos estadounidenses, Sam White y Sorin Grama, fundaron Promethean Power en 2007 para hacer frente a un problema sencillo pero de amplio alcance: cómo mantener la leche fría sin quemar diésel. Llevan dos años vendiendo neveras en India; esta semana marca su primera exportación al país vecino Bangladesh.

“Llevamos en esto ocho años”, dice White, y “hemos pasado por todo tipo de tecnologías distintas, intentos y fallos de definir una solución”.

Al principio, dice, estaban empeñados en crear una tecnología que aprovechara la energía solar, un intento noble que al final fracasó porque la energía solar, como la energía de red en India y Bangladesh, es por naturaleza intermitente y las heladeras necesitan disponer de una energía constante. Al final, se decidieron por un sistema de almacenamiento de energía termal que emplea un material de cambio de fase para almacenar energía en forma de hielo. Mientras esté operativa la red eléctrica, una parte del material se congela, y la batería circula esa energía termal hasta un intercambiador de calor para mantener la leche fría durante el transcurso del día. La batería termal puede almacenar hasta 28 kW/h de energía.

“No introducimos nuevas formas de energía; simplemente almacenamos la energía intermitente que se recibe y la distribuimos en el tiempo“, explica White. Promethean Power ha vendido alrededor de 150 sistemas en India hasta la fecha. El centro de acopio lechero de Chetawala, en el estado de Rajasthan, calcula que ahorra alrededor de 40.000 rupias (unos 600 dólares) al mes entre el ahorro de combustible y la reducción de leche estropeada desde que instalaron un Rapid Milk Chiller de Promethean Power. El centro ha aumentado su producción diaria de leche de los 500 litros hasta los 800 litros al día.

Supone una mejora enorme en un país donde más de 300 millones de personas viven sin electricidad e incluso aldeas que normalmente disponen de una red eléctrica a menudo tienen un servicio intermitente en el mejor de los casos. El primer ministro Narendra Modi, que asumió el cargo el año pasado, se ha comprometido a llevar un suministro fiable de electricidad a la población al completo para el año 2022.

Fuente: MIT Technology Review

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s