21 de Octubre de 2015: Back to the Future Day

Marty McFly: ¿Dónde estamos? ¿Cuándo estamos?

Doc Brown: Estamos descendiendo hacia Hill Valley, California, a las 4:29 de la tarde del miércoles 21 de octubre de 2015.

Marty McFly: ¿2015? Quieres decir que… ¿estamos en el futuro?

El futuro era esto. Llegó el día. Ayer fue 21 de octubre de 2015, día al que Marty McFly viajó desde 1985 junto con Emmet “Doc” Brown, en el ya mítico DeLorean volador.

No tenemos máquinas del tiempo (que sepamos) ni patinetas voladoras (al menos en el sentido estricto) ni las zapatillas Nike Mag se atan solas (aunque se pueden comprar réplicas de forma muy, muy limitada. Ver debajo).

Pero tenemos Internet en vez de faxes de papel térmico, mejores pantallas de las que había en la casa McFly y al menos no se ha estrenado Tiburón 19.

Mmm… Algo no cierra.

Hace tres décadas, 2015 fue el año elegido como un “futuro cercano”, a tiro de una generación, para trasladar la acción de la segunda parte de Back To The Future a un punto donde reencontrar a una familia completa “con la misma edad”. Pero lo allí sucedido convierte 1985 (del que en la película hay dos, el alternativo y el normal) en un tiempo totalmente distópico, caótico y terrible que nadie desearía… (con decir que se parece a Argentina en 2015…) y todo debido a una especie de desdoblamiento de la historia temporal que ha de ser resuelta como parte de la trama de la película. Desde ahí se catapulta a los personajes a la tercera y última parte de la trilogía mucho más atrás en el tiempo, donde nuevamente encuentran todo tipo de dificultades para “regresar”.

Como decía Marty en la película ante un impresionado Doctor Brown: “Pero… ¿Qué ocurre en el futuro? ¿Acaso nos hemos convertido en idiotas o algo así?” Bueno, estamos como estamos. Es una forma de verlo.

Quienes en plena adolescencia tuvimos la suerte de vivir esta trilogía en la pantalla grande (y la hemos revivido decenas de veces en estos años) imaginábamos un 2015 como aquel, con sus detalles buenos y malos, con autopistas para coches voladores, comida miniaturizada y energía de fusión que funcionaba con basura. Y quizá con máquinas del tiempo. ¡Snif!

No todo eso ha llegado, pero vale como homenaje dedicar en el blog este día tan especial a revisar con diversas anotaciones la que sin duda es una de las más importantes películas sobre viajes en el tiempo (si no la que más) además de algún “extra” temático.

Pequeña reseña.

Regreso Al Futuro

Regreso al futuro (1985) de Robert Zemeckis. Con Michael J. Fox (Marty), Christopher Lloyd (Dr. Emmett “Doc” Brown), Lea Thompson (Lorraine), Crispin Glover (George McFly) y Thomas F. Wilson (Biff Tannen).

Aprovechando que ayer se celebró el Back To The Future Day, he aquí algo de información y la “reseña oficial” que en justicia le corresponde a esta obra, probablemente la mejor película de viajes en el tiempo… de todos los tiempos.

Un viaje inesperado… y muy loco!

Regreso al Futuro cuenta las aventuras de Marty McFly, un joven más bien bastante idiota y con escasa confianza en sí mismo que vive a mediados de la década de los 80, cuando se ve envuelto en un viaje inesperado merced al invento de su amigo el inventor loco Emmet “Doc” Brown. La vida del profesor ha ido de desastre en desastre hasta que un buen día consigue crear el dispositivo crítico para realizar viajes al pasado o al futuro. Es tan fácil como marcar la fecha en un teclado y poner la máquina del tiempo en marcha.

Marty acaba por error en los años 50, pero las paradojas temporales empiezan a actuar cuando se topa con sus padres (de su misma edad en aquella época) en una serie de insólitas situaciones. Su objetivo entonces es lograr que todo vuelva a su cauce: que salgan juntos, se enamoren y finalmente volver al punto de origen con la máquina del tiempo, para lo cual tiene que encontrar al Doc Brown de la época…

Back to Back: las partes II y III

Aunque no estaba previsto originalmente, el éxito de Regreso al Futuro propició sus secuelas en 1989 y 1990; se llamaron oficialmente Regreso al futuro: Parte II y Parte III. Se rodaron consecutivamente en tan solo 11 meses y continúan la historia original con básicamente los mismos personajes en distintas épocas y nuevas complicaciones.

Regreso al futuro, Parte II: Marty, Doc y Jennifer viajan al futuro (2015) para “resolver un problema con sus hijos”. Al volver a 1985 los protagonistas ven cómo sus acciones les han llevado a un oscuro tiempo alternativo, a raíz de que Biff se hiciera rico en las apuestas robando un almanaque deportivo comprado por Marty y volviendo a 1955 con el DeLorean para entregárselo a sí mismo, modificando así el curso de la historia. Los protagonistas han de “deshacer” todos esos cambios y evitar que Doc acabe en un asilo, Marty en la cárcel y el mundo sea un lugar infernal para todos ellos.

Regreso al futuro, Parte III: Al final de la Parte II Marty había recibido una carta de Doc datada en 1885 donde le explicaba que ha quedado atrapado en la época del lejano Oeste sin posibilidad alguna de viajar en el tiempo. Marty se las ingenia para llegar hasta allí saltando de una época a otra, pero el DeLorean acaba destrozado. En lo que sería el lugar en que se fundaría Hill Valley cien años antes ambos deben enfrentarse a los antepasados de los personajes ya conocidos de la saga y (lo más importante) reparar el DeLorean para regresar al futuro… En este caso a 1985, donde comenzó la historia. Cómo hacerlo en un mundo en el que no hay gasolina, materiales de precisión ni apenas tecnología y en cambio sí mucha hostilidad, salvajismo y gatillos fáciles es la historia de esta tercera y última parte de la trilogía.

Personajes

La selección de personajes debió ser relativamente fácil: Marty es el joven que todo espectador querría ser, su familia disfuncional tiene el kit completo habitual y los protagonistas del pasado (que luego reaparecen en varios futuros y un más antiguo pasado, a modo de antepasados) son casi de manual. El único personaje que no parece tener mucha relevancia es la novia de Marty, quizá porque el foco se centra en Lorraine, que es por un lado su madre y por otro su “admiradora” allá por 1955.

DocBrown800

Mención aparte merece el Doctor Emmet Brown, por supuesto. Es el geek perfecto: genio loco, inventor chiflado, hacker definitivo. Su misión en la vida es cien por ciento absorbente y obsesiva: crear la máquina del tiempo.

Los retazos de lo que se adivina de Doc Brown en las diferentes películas permiten deducir algunas cosas: de su familia debió heredar una gran fortuna, lo cual explica que pudiera financiar sus experimentos. En una fecha clave, el 5 de noviembre de 1955, tuvo la visión del condensador de flujo tras darse un golpe en el baño. El condensador de flujo es el dispositivo que permite los viajes en el tiempo; Marty le confirma que el invento funciona al aparecer poco después en su casa, procedente de 1985.

Doc es un admirador de Julio Verne y también de los grandes científicos de la historia, cuyos retratos adornan su casa: Einstein, Franklin, Edison… Su casa es un caos donde reina el desorden, pero siempre muestra sus preocupaciones porque las maquetas “no estén a escala”. El buen profesor no tiene problemas en saltarse un poco las reglas por el bien de la ciencia: entra en lugares prohibidos, utiliza grandes cantidades de plutonio como quien maneja gaseosa e incluso soborna al policía que está a punto de detenerlo en la torre del reloj al final de la la película, aunque esa escena no se incluyó en la película.

Lo más impactante de Doc Brown es que a pesar de ser un auténtico nerd con sus bolígrafos en el bolsillo y su incapacidad de entender el sarcasmo es un personaje bastante sociable e incluso romántico, como se demuestra en la Parte III de la trilogía. Así que un diez para el personaje y otro diez para Christopher Lloyd, el actor que lo encarnó.

MartyMcFly400El papel del joven Marty McFly fue interpretado por Michael J. Fox, el eterno adulto-que-parece-un-adolescente (que no lo era tanto: tenía 24 años cuando se rodó la primera parte, demasiados para “el quinceañero que va la escuela”). Fox interpretó la trilogía, series de humor, las comedias adolescentes Teen Wolf y Doc Hollywood, y otras en las que casi siempre hacía de “tipo amable”.

Es bien conocido que en 1991, con tan solo 30 años, se le diagnóstico una forma de Parkinson. A pesar de ello ha seguido trabajando en papeles más cortos, series y videojuegos pero también en trabajos como El Show de Michael J. Fox, una comedia de la que se grabaron 22 episodios. Últimamente ha participado en Annie y en la edición 30º aniversario del videojuego Regreso al Futuro. Gran parte de su tiempo lo dedica a su Fundación para la Investigación del Parkinson, que sin duda ha dado a conocer las implicaciones de esta enfermedad a nivel global mucho más de lo que se conocía hasta su creación.

Marty como personaje es como un adolescente un tanto indefinido: su eterno dilema es qué hacer para lograr lo que desea (ya sea una pick-up, una familia mejor o ayudar a sus amigos) y se debate entre los impulsos y la acción o la pasividad: dejar las cosas correr y que sean los demás y el curso de la historia los que decidan. Las películas pueden entenderse como un viaje de la inacción al (muchas veces engañoso) “si te aplicas, puedes lograr cualquier cosa” y de ahí a la proacción y la madurez de ser capaz de tomar decisiones, sean para bien o para mal.

Las cifras y los productos colaterales

La trilogía de Regreso a futuro había generado hasta 2011 cerca de 965 millones de dólares de ingresos; es probable que con los aniversarios supere fácilmente la mítica cifra de los 1.000 millones. No está nada mal para tres películas que se rodaron con 99 millones, lo que la sitúa en el puesto número 13 de las trilogías más taquillas de la historia a nivel mundial (teniendo en cuenta la inflación).

Fue la sexta película producida por Amblin Entertainment, la productora fundada por Steven Spielberg, cuya manito no deja de notarse en la creación de Robert Zemeckis y Bob Gale.

Además, a las tres películas hay que añadir todo tipo de creaciones colaterales: una serie animada, cinco videojuegos, libros, cómics, figuras de acción, maquetas, gadgets, pinballs, un musical, una experiencia inmersiva, conciertos para celebrar el aniversario, e incluso una atracción (The Ride) en Universal Studios, que aunque se cerró hace años todavía está activa en un parque temático de Japón.

BTTF3-TrainDeloreanDMC


En el día de ayer, se organizaron eventos de todo tipo alrededor del mundo, y al menos una campaña publicitaria que aprovechó el “empujón” que los festejos le dieron. Anoche, en el programa de Jimmy Kimmel Live, Michael Fox, Chris Lloyd y el DeLorean aparecieron de la nada en medio del show en vivo…

Personalmente, allá por el año 1985, cuando tenía 10 años, ví la primer película en estreno en el cine, y quedé enganchado. Por supuesto, crecí un poco y vi las secuelas, y la magia nunca se fué. Bueno, a decir verdad, en parte si. Cuando uno crece y se apasiona por ciertos temas, descubre que lo que de chico parecía 100% real, está lleno de inconsistencias a nivel científico, pero aún así, seguimos amando esta saga, verdad? Y lo que creo más importante, nunca imaginé que el Doc y Marty llegarían tan enteros a esta fecha.

Page-163-700x868


Ya hace unos días, Toyota USA había lanzado un trailer de lo que sería la campaña de su nuevo auto híbrido, el Mirai. Finalmente podemos ver la campaña, que usa todas las referencias posibles a las películas…

Pero no todo queda ahí. Como los Chicago Cubs se enfrentan a una eliminación potencial de la Serie de Campeonato de esta noche (los Mets lideran la serie 3-0), es poco probable que Volver al futuro predijera correctamente los próximos campeones 2015 de la Serie Mundial. Pero los fans estarán encantados de saber que algo de todo lo que aparece en las películas todavía puede llegar, como Back To The Future Toyota Tacoma.

Los verdaderos fans saben que aunque el DeLorean puede tener toda la atención, Marty McFly estaba enamorado de la camioneta Toyota de 1985. Para conmemorar el día en que Doc Brown y Marty McFly llegaron al futuro, Toyota ha equipado a esta Tacoma 2016 con pintura para que coincida con el original de la película, junto con suspensión off-road, luces auxiliares KC, y algunos otros guiños entre ellos el clásico logotipo TOYOTA en el portón trasero. No hay planes para producir esta camioneta en serie, pero estará haciendo un tour promocional en Los Ángeles, Nueva York y Dallas para los aficionados.


Nike celebra también el Back To The Future Day de una manera muy importante, anunciando que estarán lanzando las queridas zapatillas Nike MAG usadas por Marty McFly, completas con las correas auto ajustables, Power Laces.

Nike-MAG-Sneakers-0

Si bien el lanzamiento de 2011 de las zapatillas fue bien recibido por los aficionados y entusiastas, había un gran componente que faltaba en el producto, y esa es la tecnología de auto ajuste. Parece que el día finalmente ha llegado, sin embargo, y Michael J. Foxx fue el primero por derecho en recibir el primer par.

Nike-MAG-Sneakers-2

El Presidente y CEO de Nike, Mark Parker, dijo acerca de este producto tan esperado: “Empezamos creando algo para la ficción y lo convertimos en realidad, inventando una nueva tecnología que beneficiará a todos los atletas.”

Nike-MAG-Sneakers-4

The Swoosh lanzará las zapatillas al púbico en la primavera boreal de 2016 a través de subasta, y planea donar todas las ganancias a la Fundación Michael J. Fox. Bien hecho, Nike.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s